Protección invernal

Hortalizas como el ajo, la cebolla, el brócoli o el repollo contienen compuestos azufrados que refuerzan nuestras defensas y ayudan al organismo a eliminar sustancias tóxicas potencialmente cancerígenas.

Estas plantas absorben los compuestos azufrados por medio de las raíces, los concentran y los transforman nuevamente en compuestos más asimilables.

En determinadas verduras, especialmente las pertenecientes a las familias de las Amarilidáceas (liliáceas) y las Brasicáceas (crucíferas) se forman moléculas con una acción muy benéfica para nuestro organismo. Cebollas, ajos, cebollas de verdeo, coliflor, repollo, brócoli, repollitos de Bruselas, colirábano y kale son algunas de las campeonas en azufre. Es un efecto indirecto, ya que contribuyen a eliminar sustancias tóxicas que se alojan en el aparato digestivo.

Los compuestos azufrados reducen la hipertensión y el colesterol, además de mantener a raya a virus, bacterias, hongos y parásitos.

Técnica en Floricultura y Jardinería, egresada de la Facultad de Agronomía de la UBA. Estudió Biología en la Universitat de Barcelona (España), dónde conoció las técnicas de cultivo ecológico.

Tags

top