Control orgánico de malezas

En la agricultura orgánica el enfoque sobre el control de malezas difiere en algunos puntos con el manejo tradicional. En general no se las llama “malezas”, “malas hierbas” o “yuyos” sino “plantas adventicias”. Estas plantas están más adaptadas y son más exitosas que nuestros cultivos de la huerta. Esto lo saben todos los huerteros, ya que al abandonar un tiempo las labores de mantenimiento, las plantas adventicias comienzan a cubrir todo el espacio disponible compitiendo por suelo y por luz, batalla que de no ser por nosotros, siempre ganarían ellas. La estrategia para su control no es muy complicada, simplemente deberíamos verlas como un recurso más y no como un inconveniente.
Al igual que en el manejo orgánico de plagas y enfermedades, en el control de plantas adventicias se trabaja desde la prevención. Un suelo mullido y protegido con mulch es mucho más fácil de mantener que uno compactado y desnudo. Esta capa protectora también impedirá el paso de luz solar, inhibiendo el crecimiento de las adventicias.
Las herramientas de mano tipo azadines y escardillos serán los más indicados en un control orgánico. Es importante evitar el uso de herbicidas cuyas moléculas tóxicas se acumulan en el suelo y contaminan acuíferos y todo el entorno.
Solución orgánica:
• ½ litro de vinagre blanco
• ½ litro de agua
Se aplica con pulverizador en días soleados sobre las hojas de las plantas adventicias. Esta mezcla quema las hojas y el ácido acético se degrada rápido y fácilmente en el suelo.

Técnica en Floricultura y Jardinería, egresada de la Facultad de Agronomía de la UBA. Estudió Biología en la Universitat de Barcelona (España), dónde conoció las técnicas de cultivo ecológico.

Tags

top